Miedo, ansiedad, conflictos e incertidumbre relacionados en momentos difíciles


Por: Azael Del Cid Rodríguez | Publicado el: 30 marzo 2020

Ante todo, para existir y conservar la salud es inevitable que se afronten los miedos. El miedo no puede tomar el control de su vida, y guiarlo a tomar decisiones, y que en ese momento no es prudente hacerlo al igual cuando la persona está enojada o triste. El miedo no dice que hacer, no maneja la conducta, y la toma de decisiones que conllevan consecuencias negativas. Miedo es un sentir de inquietud, angustia que es experimentado cuando hay un factor de riesgo potente. Paraliza, alimenta las dudas, mata los proyectos que te has trazado.

Vale la pena señalar que el miedo está separado de la vida del ser humano, hágase la idea que hay un bebé en una cuna y está llorando, quien representa el miedo, al tomarlo en brazos, acariciarlo, hablarle, confortarlo, el infante se siente tranquilo y seguro. Por consiguiente, el miedo no es la persona, está totalmente separado, y se debe mantener a distancia. Es de vital importancia abrazar esos miedos, el dolor y entrar en la oscuridad y aprender de ello. Lo más valioso es la Fe de creer que existe un creador de Todo y que tiene el control.

 

Es necesario resaltar que, al presentar miedo, angustia el resultado siguiente es la ansiedad, que es un estado emocional, es decir es la máquina de un individuo, lo que lo mueve a sentirse cómodo, confiado y confortable, pero en la ansiedad es lo contrario, se determina por una sensación de tensión, incertidumbre, temor, por consecuencia de una amenaza real o por percepciones equivocadas subjetivas conscientemente observadas y que son manifestada por el aumento de la actividad del sistema nervioso autónomo por ejemplo el incremento de los latidos del corazón.

De acuerdo con Gordon la ansiedad es un vago sentimiento de incomodidad cuyo origen es a menudo inespecífico o desconocido para el individuo; este autor la categoriza en tres niveles: leve, moderado y severo, según el aumento del grado de alerta asociado con la expectativa de una amenaza que puede ser hacia el estado de salud, la posición socioeconómica, el desempeño del rol, el autoconcepto, los patrones de interacción o el entorno. (Zavala, Ríos, García y Rodríguez, 2009)

Por otra parte, el individuo presenta muchos conflictos, luchas entre personas, grupos, donde se ven amenazados intereses, necesidades y deseos, del mismo modo luchas internas, miedos e incertidumbres.

A pesar de todas las luchas que presenta una persona en momentos de angustia, de cosas nuevas, desconocidas, de lo impredecible, de la impotencia, no solo los conflictos sino también la incertidumbre, que representa la duda de algo, donde se siente mucha inseguridad. La incertidumbre está relacionada con la ansiedad, depresión, insomnio, fatiga y una inadecuada calidad de vida.

La Incertidumbre es la capacidad de determinar el significado de los hechos que guardan relación con la enfermedad y aparece cuando la persona que toma la decisión no es capaz de otorgar valores definidos a los objetos o hechos, o no es capaz de predecir con precisión qué resultados se obtendrán (Misehl,1988).

En momentos difíciles y en momentos buenos siempre hay alguien que te cuida y ese es Dios, es único y real.

En conclusión 2 Timoteo 1:7 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.

El autor es docente de la Facultad de Enfermería y estudiante de Doctorado Ciencias de la Salud y del Comportamiento Humano


Buscador


Click y Descarga Logo Oficial