¿Quién está preparado para una crisis? en tiempos del covid19


Por: José de la Rosa Castillo | Publicado el: 02 abril 2020

Nadie. Quien diga lo contrario no ha administrado ni una crisis familiar. Puede que haya gobiernos que lo hagan con mayor efectividad que otros. China es ejemplo de cómo con disciplina y la movilización material y humana lograron no solo bajar la curva del CoVid19 hasta una recuperación de la epidemia, sino estar dando asistencia a los otros países que enfrentan la crisis pandémica. Corea que decidió tomar la mayor cantidad de pruebas y la distancia social con el aislamiento de toda su población le permitió en un mes superar la crisis. Japón que ha sido eficiente encontrando a los grupos de contagio, a pesar de no haber medidas de aislamiento social. "Japón ha tenido mucho éxito en contener la propagación del CoVid19 al enfocarse en grupos de brotes, es decir, personas que infectan a las otras personas. Se les ha hecho pruebas y se les ha aislado”, nos dice la BBC de Londres.

España e Italia miembros de la Unión Europea, considerados países desarrollados con un sistema de salud pública robusto se han desbordado producto de una errática administración y manejo de la crisis. Ahora se suma la situación de los Estados Unidos, primera potencia mundial que por imprudencia de la actual administración enfrenta una situación de incalculables consecuencias para la población de ese país.

Países con menos niveles de desarrollo económico, político y social enfrentan el manejo de la crisis con mejores resultados. Cuba que ha venido aprendiendo con su equipo médico altamente capacitado en epidemias y pandemias en otras regiones del mundo donde con la solidaridad de sus brigadas médicas desplegadas por el mundo han tenido aprendizaje en el manejo de crisis sanitarias. El Salvador un caso analizar, a pesar de los ribetes políticos que tildan a Bukele de ser un demagogo populista de derecha. Lo cierto que hasta ahora su estrategia está teniendo resultados en la detención de la propagación del virus.  Panamá reconocida internacionalmente por la reacción rápida ante la pandemia de Coronavirus que constituye un “modelo exportable” y varias “lecciones” para Latinoamérica de acuerdo a Naciones Unidas.

Panamá respondió con rapidez a la epidemia del COVID19, ha destinado recursos económicos, ha logrado secuenciar el genoma del virus para diagnosticar rápidamente los casos que aparezcan en el país, ha reforzado su sistema de salud y ha tomado medidas para aislar a los ciudadanos, reconoció la entidad global.

Los que parecieran no estar muy contento con estas valoraciones son los propios panameños que desconfiamos tanto de la información vertida por las entidades encargadas de administrar el manejo de la crisis como la falta de credibilidad de las instituciones gubernamentales como resultado de la corrupción y la falta de transparencia de 10 años de desgobierno que terminaron de sepultar la poca credibilidad que restaba en las instituciones y sus políticos.

Producto de las expectativas creada por el gobierno con la entrega del bono solidario, sectores de la sociedad han entrado en un estado de “shock”, promoviendo sobre en todo en los barrios populares actos vandálicos que lo que hace es profundizar el primer anillo de contención:  la propagación del virus con el cerco sanitario y la advertencia de quedarse en casa.

Ya el fin de semana se inició la entrega del bono solidario a personas de sectores informales y desempleadas, así como personas cuyos empleos se hayan suspendido producto de la situación que afronta el país. Este plan va a involucrar más o menos un millón de personas, para alimentos, medicamentos y gas, que incluye las áreas vulnerables.  Las medidas de mitigación, a pesar de algunos agoreros, van a dar resultados para que nadie se quede atrás. Solo tener paciencia y a mantenerse en casa.

Toda crisis y especialmente las de carácter sanitario lo que trae en sus inicios son más preguntas que respuestas. ¿Cuánto tiempo va durar el aislamiento social? ¿Cuándo estará lista la vacuna? ¿Cuáles son los medicamentos en esta etapa más efectivos? ¿Qué pasará con la economía, las finanzas y la producción post pandemia?

Lo cierto es que todo indica que no será igual. Se requerirá una reevaluación de la importancia de las entidades de salud pública, el teletrabajo como una realidad que traerá consecuencias en los empleos, mayor cantidad de pobres y pobreza extrema que sin duda ralentizará los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda Mundial 2030.  La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) ya advierte que se avecina una recesión global que hará que el PIB de la región decrezca, el desempleo aumente y millones de personas se sumen a los índices de pobreza.

Una crisis tan profunda que nos obligará a repensar la globalización y nuestro sistema económico.

El autor es Docente Universitario y Especialista en Relaciones Internacionales

 

 

 


Buscador


Click y Descarga Logo Oficial