Universidad de Panamá y educación virtual


Por: Catherine E. Muñoz Arango | Publicado el: 01 abril 2020

En estos últimos días hemos estado saturados de fake news, de noticias sobre la histeria colectiva por compras de pánico, que reflejan sentimientos de ansiedad, nerviosismo, falta de esperanza, desilusión, entre otros, como consecuencia de la pandemia del covid-19, que ha provocado la suspensión de clases presenciales en colegios y universidades.

La UP ha postergado para el 20 de abril el inicio de las clases del primer semestre , advirtiendo que sus clases por primer vez, serán impartidas en la modalidad virtual, lo cual supone un reto para los profesores y los estudiantes, pero como docentes de la UP, creada para “formar integralmente al individuo y para la defensa y preservación de los sagrados intereses de la nación” como diría su fundador el Dr. Harmodio Arias Madrid, no podemos permitirnos darle la espalda a los estudiantes, y caer y dejarlos en un pesimismo, quedándonos cómodamente en nuestras casas, dado que con ello podemos contribuir posiblemente al desempleo de los profesores especiales y al ocio de los estudiantes.

Reconocemos que el inicio de clases no será fácil, porque sabemos que no todos nuestros estudiantes cuentan con internet, con una laptop, quizás tan solo con un smartphone, y algunos profesores no están preparados para ello, porque usualmente las clases son presenciales. Sin embargo, la UP en general, tiene un recurso humano valioso que no puede desaprovechar este momento de crisis, para contribuir en la formación humanística, científica y en valores pues como dice el Papa Francisco “hay que ponerse la patria al hombro” y entender que “Educar es apostar y aportar al presente y al futuro”.

Hemos visto en las redes sociales que se ha afirmado que no hay condiciones para que la UP inicie clases, porque los profesores no están preparados para la modalidad virtual, sin embargo, en Europa y en otros países se enfrentan al mismo problema, y han hecho la transición con las dificultades esperadas, pues la educación superior tiene que adaptarse a la situación actual y no desfallecer ante el coronavirus. Con ello queda claro, que se requerirá la elaboración de estrategias por parte de los profesores y de los estudiantes para que sean más conscientes de su aprendizaje, y de las autoridades universitarias.

El coronavirus nos ha enfrentado a toda una serie de cambios entre estos nos ha impuesto la educación virtual en nuestras universidades que, de ahora en adelante la educación no presencial, será otra opción al igual que sucede en las universidades públicas de los otros países, además de que con ello los Estados deberán invertir en educación superior y facilitar el acceso de internet y de computadoras a los estudiantes para favorecer su estudio.

En el caso de la Universidad de Panamá desde hace mucho tiempo se han estado ofreciendo cursos virtuales en el Campus Virtual y el uso de las Tics en otras instancias universitarias, y muchos docentes han tomado esos cursos, especialmente los profesores especiales que la gran mayoría están preparados y que en la actualidad están dictando cursos virtuales con las técnicas de videoconferencias entre otras.

Seamos conscientes de que el profesor tiene que ser proactivo, creativo, que él es el motor de la educación, y su norte son los estudiantes, y que, por lo tanto, la Universidad debe cumplir con su lema “Hacia la luz”.

Artículo de Opinión tomado de la Estrella de Panamá

 

 


Buscador


Click y Descarga Logo Oficial