¿Cómo superar el aburrimiento?”


Por: Pilar Pérez. Estudiante de Periodismo | Publicado el: 23 enero 2021 Reportaje

Desde el comienzo de la pandemia, muchas personas se han visto obligadas a tomarse un tiempo para ocupar su tiempo. Antes casi no teníamos tiempo para las actividades de rutina, teníamos que quedarnos en casa y pasar más tiempo con nuestra familia, nuestra pareja o solos. ¿Aprendimos algo de esta experiencia? Ahora, hasta el 2021, y la crisis de salud aún está por resolver, es posible que hayamos desarrollado algunas habilidades que antes no teníamos. Obviamente, nadie quiere sufrir un encarcelamiento tan severo como en marzo de 2020, pero si este es el caso, las perspectivas no serán tan buenas como hace un año. Como dijo un filósofo: "Nada puede matarte, te hará más fuerte".

Muchos sociólogos y expertos insisten en la importancia del aburrimiento durante los períodos de descanso general. Realidad y realidad son contradictorias: no hacer nada requiere práctica y ensayo, mentalidad y carácter, voluntad y equilibrio. La mayoría de la gente quiere pensar que son expertos en arte nobles y perezosos, o que son expertos cuando no saben cómo utilizar su tiempo libre. Después de todo, la industria del entretenimiento se ha desarrollado mucho en los últimos años y siempre hay una nueva serie para ver o jugar a videojuegos de próxima generación. Pero si no tenemos todas estas herramientas para pasar el tiempo, ¿qué haremos durante tantas horas?

"La apatía es la ausencia de cualquier deseo; el aburrimiento implica un deseo desesperado de hacer algo, pero nada parece encajar"

"Aburrirse es besar a la muerte", decía el escritor Ramón Gómez de la Serna en una de sus greguerías. Y llegados a este punto habría que distinguir, en primer lugar, los tipos de aburrimiento que hay para entrar a hablar de cada uno de ellos, pues no todos son iguales ni tan terribles. Existen palabras que en muchas ocasiones se utilizan como sinónimos de estar aburrido: tedio, apatía, hastío... Ambas nos remiten a grandes temas de la literatura contemporánea, pues uno de los primeros hombres de letras en dar la importancia que se merece a este sentimiento generalizado entre los ciudadanos del mundo moderno fue el francés Charles Buadelaire en su obra fundacional 'Las flores del mal'. Pero hay pequeñas diferencias de significado entre ellas.

Un anhelo vacío

"La apatía es la ausencia de cualquier deseo; el aburrimiento, por el contrario, implica un deseo desesperado de hacer algo, pero nada parece encajar", afirman James Danckert y John Eastwood, dos profesores estadounidenses especializados en el ámbito de la psicología, en un reciente artículo publicado en la revista 'Aeon'. "También es incorrecto pensar que el aburrimiento es una forma de frustración, puesto que esta surge cuando se ve frustrada la búsqueda de objetivos. El aburrimiento, en primer lugar, es el anhelo de tener una meta a la que llegar. Cuando estás aburrido, sea lo que sea que estés haciendo no te satisface, pero en el fondo de ti tan solo deseas estar comprometido con algo o buscar urgentemente una actividad que satisfaga tu profunda inquietud".

 


Buscador


Click y Descarga Logo Oficial